Frente a lo que pasa: Seamos Millones, CARAJO

Manuel Rozental
Pueblos en Camino
Toronto, 2006-03-24

A partir de unos hechos recientes en Ecuador y en Colombia, se presenta una interpretación general y unos desafíos globales. Considero que los hechos reclaman una capacidad de reconocimiento y de reacción mayor y mas apropiada de la que existe en la practica, sin las cuales, los pueblos que resisten se quedan solos en sus actos heroicos y el imperio y sus agentes mienten, roban y matan a nombre de la justicia, la libertad y la democracia desde el inmerecido pedestal de la respetabilidad y el reconocimiento que, por criminales no merecen. Desde el clamor de los hechos de hoy y frente a responsabilidades y decisiones concretas, la historia de estos momentos nos llama para que la lucha digna no se ahogue en la soledad y para que la indignidad no siga avanzando impunemente. Examinar lo que venimos haciendo, lo que hicimos o dejamos de hacer en estos días, lo que podemos y debemos cambiar requiere de tomar las decisiones necesarias para tener la capacidad de reconocer la dimensión y magnitud de lo que los hechos representan y la responsabilidad individual y colectiva que nos corresponde para afrontar el horror y defender la dignidad.

Hechos

1. El Presidente de la Confederación Kichwa ECUARUNARI, acaba de anunciar desde Kito que el Movimiento Indígena hace su repliegue hacia las comunidades. Este anuncio se da unas horas luego de que la CONAIE y el movimiento indígena del Ecuador decidieran desconocer el Gobierno de Palacio a quien califican de “dictador”. "En vista de que ha habido incapacidad absoluta, que no ha habido iniciativa para resolver los problemas del país, decidimos no reconocer al gobierno", dijo Luis Macas, Presidente de la CONAIE (ver http://www.ansa.it/ansalatina/notizie/notiziari/ecuador/20060323224133866265.html). Una declaración similar anuncio con meses de anticipación el derrocamiento popular de Lucio Gutiérrez, a quien Palacio reemplaza. El Movimiento Indígena del Ecuador inicio una movilización Nacional el 13 de Marzo pasado “contra la firma del TLC, la caducidad de la OXY y la convocatoria a una Asamblea Nacional Constituyente”. El Gobierno de Palacio declaro el Estado de Emergencia y ordeno represión y persecución a líderes indígenas y populares, a la vez que a periodistas de diversos medios alternativos y populares. Estos doce días de lucha y movilización pacifica desde las provincias y en la capital han ratificado la fortaleza del movimiento indígena y popular en el Ecuador, su enorme capacidad de movilización y disciplina y su claridad y madurez política. No cabe duda de que el Presidente Palacio tiene intenciones de firmar el tratado de libre comercio ante la presión de los EEUU y de intereses corporativos luego de que sus homólogos de Perú y Colombia lo firmaran en contra del sentimiento popular de sus países. La movilización no termina, ni ha sido derrotada. Se anuncia un repliegue táctico para retomar fuerzas y coordinar esfuerzos, a la vez que se convoca una reunión para el día 31 de Marzo en la Provincia de Chimborazo. El Movimiento Indígena y Popular del Ecuador esta en pie de lucha y no va detenerse hasta lograr que el TLC no sea firmado, que la presencia y actividades de la multinacional OXY caduquen y que se convoque una Asamblea Nacional Constituyente. Este pueblo heroico ha demostrado su capacidad de sacrificio y su decisión inquebrantable. La palabra de Humberto Cholango anuncia el camino: “Nuestra lucha sigue adelante con energía milenaria y con alegría revolucionaria de nuestros tiempos. Somos millones de kichwas y nadie nos pisoteara Carajo”.
2. En un espectáculo coordinado desde Washington, el 22 de Marzo, el Fiscal General de los EEUU, Albert González, anuncia que una “investigación” de esa instancia gubernamental vincula a las FARC como “El cartel de droga más grande de Colombia”. Según el Fiscal, las FARC han exportado más de 25 mil millones de dólares a los EEUU. La investigación vincula a 50 miembros de esa organización. Según el informe”La Fiscalía, incluso, no descartó la posibilidad de realizar operaciones conjuntas con Colombia, al estilo de la que terminó con la vida del capo Pablo Escobar, para realizar las capturas.
“Todas las opciones están sobre la mesa”, indico el funcionario”. El Embajador de Colombia en Washington y ex Presidente Andrés Pastrana, se presento en compañía del Fiscal General de los Estados Unidos en la rueda de prensa. Pastrana aparece como un funcionario del Gobierno de los Estados Unidos, (ver http://eltiempo.terra.com.co/coar/NARCOTRAFICO/narcotrafico/ARTICULO-WEB-_NOTA_INTERIOR-2804641.html), aunque haya declarado en una entrevista al día siguiente que “Colombia tiene una visión y EE.UU. la suya” (ver http://eltiempo.terra.com.co/coar/NARCOTRAFICO/narcotrafico/ARTICULO-WEB-_NOTA_INTERIOR-2807654.html). Una declaración que carece de credibilidad no solamente porque es evidente que el Gobierno Colombiano actúa bajo ordenes del Departamento de Estado de los EEUU, sino porque nadie puede olvidar que Andrés Pastrana como Presidente de Colombia, aseguro que el Plan Colombia había sido preparado en Colombia e intento presentar una versión criolla falsa del Plan para ocultar la versión final y real del mismo que había sido elaborada y aprobada (en ingles) en los Estados Unidos. El Plan Colombia (made in USA), fue traducido, publicado y diseminado por el periódico “Desde Abajo”, hecho que dejo en evidencia el vergonzoso servilismo y las mentiras del Presidente Pastrana. Según queda demostrado, el ahora Embajador sigue en las mismas, con los mismos y no ha adquirido el menor sentido de dignidad o vergüenza. Seguramente por estas cualidades esta ahora en Washington. La secuencia de anuncios que van completando este espectáculo se complementan con el anuncio el miércoles por parte de Anne Patterson, subsecretaria de los Estados Unidos para Asuntos de Narcóticos en América Latina y ex embajadora de Washington en Colombia durante el Gobierno Pastrana, quien dijo que Estados Unidos ha dado orden de captura a decenas de jefes de las FARC. La embajadora actual de EEUU en Bogota declaro que “si Colombia lo pide, EU intervendrá el país para capturar guerrilleros de las FARC. Haremos lo necesario para detener a los 50" (ver http://eltiempo.terra.com.co/coar/NARCOTRAFICO/narcotrafico/ARTICULO-WEB-_NOTA_INTERIOR-2806476.html). Traduciendo estos anuncios sin mucha dificultad, se descubre que el Gobierno Bush-Uribe, “carteliza” a las FARC, cerrándole toda posibilidad de reconocimiento político y con ello impidiendo una salida negociada al conflicto Colombiano. Mas aun, presentan un pretexto (de cuestionable credibilidad y ninguna legitimidad) para incrementar su presencia en Colombia o, seguramente, ocupar militarmente la mayor parte del territorio colombiano (la amazonia, Orinoquía y los llanos orientales). Teniendo en cuenta que el Gobierno Colombiano se encuentra sometido al de los Estados Unidos y que el ejército Colombiano actúa bajo las ordenes del Comando Sur con sede en Miami, el anuncio del Fiscal Norteamericano equivale a una escalofriante y desvergonzada presentación publica de la decisión de guerra e invasión militar de los EEUU. Recordemos que el Gobierno Uribe ha firmado una paz de impunidad absoluta con los paramilitares, quienes son los mayores narcotraficantes de Colombia y que el Presidente Uribe no ha dudado en extraditar miembros de las FARC, pero se ha negado a extraditar a los jefes paramilitares. Independientemente de si las FARC están involucradas o no en el trafico de drogas de uso ilícito, una vez más, el narcotráfico y la “guerra contra las drogas” no pasan de ser excusas para la intervención y ocupación de los Estados Unidos de Colombia y el continente, para beneficio de intereses geo-estratégicos y, en ultimas, corporativos transnacionales.
3. El Gobierno Colombiano denuncio este miércoles que “dos aeronaves A-37 de la Fuerza Aérea Ecuatoriana habrían sobrevolado el espacio aéreo del Putumayo sin autorización”. El Gobierno Ecuatoriano rechazo estas acusaciones y presento una nota de protesta a la Chancillería Colombiana (ver http://eltiempo.terra.com.co/poli/2006-03-23/ARTICULO-WEB-_NOTA_INTERIOR-2806658.html). Desde Noviembre de 2005, el Gobierno Ecuatoriano ha denunciado 4 incursiones aéreas militares ilegales de Colombia a su territorio, lo que ha obligado a la Chancillería Colombiana y al propio Presidente Uribe a reconocer su responsabilidad y a pedir excusas al Gobierno del Ecuador. La nueva crisis fronteriza de Colombia se suma a las recurrentes agresiones en territorio Venezolano, al punto que resulta claro que estos no son hechos aislados. El Gobierno Bush-Uribe desarrolla una política sistemática de agresión, provocación e inestabilidad contra sus vecinos con el riesgo (o mejor, la intención) de generar un conflicto armado regional. Hay que tener en cuenta que el territorio donde el Gobierno de los EEUU intervendrá militarmente para capturar a los miembros del “cartel de las FARC” incluye la frontera Colombo-Ecuatoriana. Un conflicto armado Colombia-Venezuela-Ecuador, es en realidad una guerra de invasión EEUU desde Colombia, contra Venezuela y Ecuador.

Interpretación

Mientras el movimiento indígena y popular del Ecuador resiste y se moviliza y el Gobierno Venezolano consolida su posición de oposición a la injerencia de los Estados Unidos, los Gobiernos y las fuerzas militares de Ecuador, Perú y Colombia se integran abiertamente al Departamento de Estado y al Gobierno de los Estados Unidos. Una vez firmados los tratados de libre comercio entre Perú, Colombia y los EEUU y mientras avanzan reformas legales en estos tres países para entregar la soberanía y los recursos de la región Andina a intereses corporativos, contra la voluntad de los pueblos, el Gobierno Colombiano, con el respaldo de los EEUU legaliza el paramilitarismo, el terror de Estado y el narcotráfico. Mientras los pueblos exigen paz con dignidad y justicia, el eje Bush-Uribe condena a muerte la salida negociada al conflicto armado y avanza en su proyecto de terror, guerra e invasión sobre el área Andina. Mientras el Presidente Chávez denuncia las intenciones del Gobierno Bush, Uribe y Bush coordinan para actuar contra Venezuela y Ecuador. Todo esto y mucho mas, para que corporaciones (como la OXY), se apropien de la vida y la riqueza de nuestros pueblos. Menos mal que la dignidad del Movimiento Indígena del Ecuador esta en marcha y en pie de lucha. Menos mal que el pueblo y el Gobierno Venezolano están de pie. Menos mal que no están solos ni son los únicos.

Desafíos

Mas allá de los hechos aislados, de la propaganda y la manipulación, es indispensable preguntar y entender el porque y el para que de todo lo que están haciendo a través de lo que esta sucediendo. Más allá de la solidaridad con el Ecuador, con Venezuela, con Colombia, hay que lograr la articulación de procesos, la lectura conjunta e integral de la agresión y la coordinación de la resistencia y las alternativas. Mas allá de la imposición de formulas y recetas únicas, intolerantes, autoritarias en nombre de la resistencia, necesitamos tejer desde la diversidad y el respeto, desde el derecho a la libertad que exige la rebeldía frente a la injusticia y el abuso, como lo han demostrado en Venezuela, en Bolivia, en Ecuador. Más que solidaridad y apoyo, se necesita integración desde la autonomía de los procesos y pueblos y acciones estratégicas conjuntas por la justicia y la vida. Estamos enfrentando una invasión paulatina y progresiva del área Andina y del Continente. La capacidad de resistir depende de leer esta realidad, lo que esconde la propaganda y lo que se presenta como “hechos aislados”. Tejer entre pueblos y procesos es fundamental y requiere no caer en las trampas que tiende el imperio para justificar la guerra total como inevitable y necesaria para escoltar a sangres y fuego las corporaciones hacia nuestros países. Mientras tengamos Gobiernos serviles, los Presidentes serán funcionarios del imperio en contra de nuestros países y pueblos. Hay que reemplazar los malos Gobiernos por Gobiernos del pueblo y hay que defender los buenos Gobiernos que son de todos los pueblos.

Dicen desde el Ecuador: “Somos millones de kichwas y nadie nos pisoteara, Carajo”: Entonces “Seamos millones para que no nos pisoteen, CARAJO”.